Debido a la situación actual por el COVID-19 nuestro teléfono no está operativo. Por favor, envíenos un email a informacion@vtech.com. Muchas gracias.

Coche de carreras de Mickey

NOVEDAD
1 - 5 años Garantía de 2 años

Entrañables Tut Tut Bólidos con los mágicos personajes de Disney: Mickey, Minnie, Daisy, Goofy y Donald.

Leer más

Descripción

¡Vive una fantástica aventura con Mickey Mouse y su precioso coche de carreras! Gracias a su cuidado diseño, ideal para las pequeñas manos de los niños, y a sus entrañables frases, canciones, melodías

y luces, el Coche de carreras de Mickey es la forma más divertida de viajar y jugar a lo grande.


El coche de carreras de Mickey responde con diferentes frases y melodías al pasar por los sensores mágicos, además de interactuar con el resto de juguetes de la colección Tut Tut Bólidos (de venta por separado).


- Voces reales de los personajes de Disney.

- Música y sonidos: incluye tres canciones y divertidos sonidos.

- ¡Aprende conmigo!: Enseña divertidas frases y sonidos reales.

- Desconexión automática

- Diseño resistente

Información técnica

Referencia del fabricante
521522
Atención
Usar bajo la vigilancia de un adulto.

Aspectos educativos

Desarrollo motor
Desarrollo motor
Moviendo el bóilido y pulsando el personaje se refuerza la coordinación ojo-mano del niño.
Desarrollo del lenguaje
Desarrollo del lenguaje
Los sensores de movimiento activan divertidas canciones y frases para enseñar nuevo vocabulario.
Juego imaginativo
Juego imaginativo
El diseño del vehículo y sus frases y sonidos del vehículo fomentan el juego simbólico y animan al niño a interactuar con el juguete de una forma activa y autónoma.
Desarrollo motor
Desarrollo motor
Moviendo el bóilido y pulsando el personaje se refuerza la coordinación ojo-mano del niño.
Desarrollo del lenguaje
Desarrollo del lenguaje
Los sensores de movimiento activan divertidas canciones y frases para enseñar nuevo vocabulario.
Juego imaginativo
Juego imaginativo
El diseño del vehículo y sus frases y sonidos del vehículo fomentan el juego simbólico y animan al niño a interactuar con el juguete de una forma activa y autónoma.